Interés general

“El broche de oro ver los chicos entusiasmados por las historias que uno escribe”

Margarita Mainé en una intensa jornada en la Biblioteca y cerca de 500 niños.

La escritora Margarita Maine en su visita a la Biblioteca Popular Laprida compartió una jornada con cerca de 500 niños de jardines y escuelas que pasaron el martes por la sala Hugo H. Diez.

“Son salidas que le dan sentido, es el broche de oro ver los chicos entusiasmados por las historias que uno escribe en soledad”, expresó la autora dueña de una calidez de típica madera de docente, que enlaza sonrisas e historias a granel.

Ese encuentro les permitió a los niños conocer “el cómo surgen y en que se inspiran esas historias, la historia detrás de cada libro y los chicos se apasionan con eso”, expresaba minutos antes de mantener sobre la media tarde un encuentro con docentes y con estudiantes del ISFD y T Nº 92.

Contó que antes de ser escritora fue docente y sus libros, se entretejen con dos lanas: una de fantasía y la otra de realidad y en diferentes proporciones.

El personaje Puky fue su querido perro “insoportable, que me destruyó la casa, pero que su historia ha pegado mucho, es como un niño travieso y se alfabetiza y en ese cuento digo realidad y fantasía”, resume un lado de su éxito literario.

Sostiene que la escuela es el último bastión del libro, “donde se defiende a capa y espada para que más chicos disfruten de esas escenas”, reflejando en otro pasaje que los chicos “se vuelcan a la tecnología por aburrimiento porque no llegan al libro, pero si vos le contas un buen cuento los chicos se super enganchan”.

¿Cuando sintió ese quiebre de docente a escritora?

No fue un quiebre, sino una transformación, porque como maestra me gustaba narrar cuentos, era de enseñar mucha lengua y poca matemática y con el tiempo empecé a inventar cuentos naturalmente sin pensar en ser escritora y durante 15 años convivió la escritora con la maestra y muchas de mis historias nacieron en el aula”.

¿Cómo se retroalimenta cuando los estados de ánimo no son los óptimos para escribir?

En realidad la escritura es muy terapéutica y yo ya tengo oficio. Los primeros años me podía pasar un bajón y si ahora me dicen escribí sobre la vaca lo hago, por ahí no me va a salir de la misma calidad si escribo lo que yo quiero desde una motivación mía. Los escritores desarrollamos esa posibilidad de escribir por pedido y no sale tan lindo como cuando uno escribe lo que le da la gana, pero noto y he tenido momentos de mucho bajón y la escritura es como abstraerme y es el mismo proceso como cuando te metes en un bueno libro. Por alguna razón especial

¿nunca escribió para adultos?

Pienso que es porque he dedicado mi vida a los niños, Soy maestra jardinera y los niños para mi son lo mejor y mucho mejor que los grandes en el sentido que hay cero hipocresía. Tengo publicado más de 80 libros y sólo tres para adolescentes y que son los libros que más me cuestan, porque el tono del adolescente es complicado y no es lo que más me fluye. Qué aspectos toma o intuye cuando un libro puede gustar No me doy cuenta de eso. En general me doy cuenta cuando se vende (risas). Yo de Puki nunca pensé el éxito y la repercusión que está teniendo. Es más, a veces pienso que un libro yo lo creo mejor escrito que Puki y sin embargo el personaje este pega porque hay algo como misterioso. Cuando escribo no pienso en la edad del niño que lo leerá, escribo lo que me da la gana y después atraviesa el filtro del editor que es el que sabe del mercado editorial.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *