Interés generalMunicipal

CAMPAÑAS PARA LA NO REALIZACION DE CONCURSOS DE BELLEZA EN LAPRIDA

La misma se ha viralizo en las redes sociales a nivel local y se convoca a firmar un petitorio.

A través de las redes sociales se esta viralizando a nivel local una campaña que busca como finalidad poner el debate en las Elecciones de Reinas a nivel local y que en su contenido muestra claramente que la misma tiene como objetivo la no realización de este tipo de concursos.

Sin dudas un tema que se comenzará a desarrollar en las mesas familiares y reuniones de amigos en nuestra ciudad y que al visualizar quienes realizan las publicaciones uno puede encontrar funcionarios del actual gobierno municipal por lo cual el debate tendrá seguramente un tinte político cuando en marzo comiencen las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante local.

El texto publicado en las redes sociales de este comunicado es el siguiente:

A pesar de que históricamente los concursos de belleza son considerados como una “tradición” muy arraigada en muchas ciudades de nuestro país, deben ser puestos en duda, criticados y erradicados de la cultura popular. La belleza es un concepto subjetivo y su ideal está construido social y culturalmente. Además, ¿quién se considera apto para juzgar este tipo de cualidades?
Los concursos de belleza son organizados y financiados por la Municipalidad dentro de distintas fiestas tradicionales de la ciudad, como por ejemplo el aniversario de Laprida o los carnavales. Son celebraciones de la cultura, del trabajo de diversas instituciones, de emprendedores locales, de la producción y del trabajo que generamos como comunidad.
Proponemos entonces salir del paradigma subjetivo de la belleza para comenzar a promover y destacar como sociedad (y así ir por un camino mejor), otros valores: el profesionalismo, la cultura, la solidaridad, la empatía. Los concursos de bellezas son sexistas ya que ponen a las mujeres como objetos de cosificación al observarlas y juzgarlas.
El sexismo es la actitud discriminatoria de quien infravalora a las personas del sexo opuesto o hace distinción de las personas según su sexo. ¿Por qué no hay concursos de bellezas masculinos? ¿Acaso el rol de las mujeres en la sociedad es la de ser objetos o productos sujetos a estándares de belleza estereotipados y discriminatorios generados por una cultura patriarcal? ¿Eso es lo que queremos para nuestras jóvenes lapridenses?
De esta manera la Municipalidad de Laprida está legitimando la violencia simbólica ejercida sobre las mujeres postulantes. La Ley de Protección Integral a la Mujer número 26.485 sancionada en el año 2009, en su artículo 5 inciso 5, define a la violencia simbólica como “aquella que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad”.
Además, se lleva a las jóvenes a otras ciudades como embajadoras. No sólo se las cosifica para entretenimiento de la población lapridense, sino también para promulgar la relación con otras ciudades y el turismo. ¿No sería mejor contratar empleados municipales que se formen y sirvan para difundir el turismo lapridense y que todos los años viajen a la Feria Internacional de Turismo en vez de las jóvenes que son declaradas como reinas y princesas lapridenses?
Es una contradicción que desde el Estado se organicen y financien estos concursos de belleza que legitiman la violencia simbólica contra las jóvenes lapridenses. ¿Van a permitir que se siga exponiendo a nuestras jóvenes lapridenses frente a la mirada de toda la ciudad como si fueran objetos de admiración? ¿Van a seguir legitimando que se las juzgue y evalúe a través de un jurado que diga quien si es apta para representar a Laprida y quién no? ¿Bajo qué concepto este jurado las elige? ¿Todas las jóvenes pueden acceder a este concurso supuestamente “popular y tradicional”?
Sin profundizar demasiado sobre los variados y múltiples tipos de violencia que sufrimos cotidianamente las mujeres en una sociedad machista, patriarcal y misógina, la violencia simbólica en los distintos espacios públicos de nuestra vida en sociedad son el puntapié para el resto de las violencias que sufrimos: ya sea física, psicológica, sexual o económica y patrimonial. Todos aspectos contemplados en el artículo 5 de la ley mencionada.
En un contexto donde hay un femicidio cada 30 hs (en promedio), cualquier actividad que refuerce y/o normalice esto no va a ser tolerada por más arraigada que este en la sociedad. Según el observatorio MUMALA (Agrupación de Mujeres de la Matria Latinoamericana) entre el 1 de enero y el 10 de noviembre de 2018 hubo 216 femicidios.
Los movimientos feministas no vamos a parar hasta erradicar todo tipo de violencia de género, los femicidios y las desigualdades económicas y sociales que históricamente sufrimos las mujeres. Les pedimos a las autoridades municipales que estén a la altura de las circunstancias y eliminen todo tipo de concurso entre nuestras jóvenes lapridenses que, aunque no quieran verlo, reiteramos: ejercen violencia simbólica hacia nuestras jóvenes lapridenses y promueven a una cultura machista y patriarcal, base de toda violencia de género.

Algunos ejemplos:
La primera localidad en prohibirlos fue Chivilcoy en la provincia de Buenos Aires a fines del año 2014.
El 22 de noviembre de 2018 se aprobó en la ciudad de Olavarría un proyecto de ordenanza municipal que prohibió los concursos de belleza, la elección de reinas y princesas con votación unánime.
En el año 2016 la ciudad de Gualeguaychú canceló los concursos para elegir reinas del Turismo y de los corsos populares. En su lugar designó “representantes culturales” o “reconocimientos a actividades solidarias” (ya sean hombres o mujeres). La iniciativa tomada por el intendente Martín Piaggio apuntó a evitar la cosificación y estereotipación de la mujer, en el marco de la lucha contra la violencia de género.
En Monte Hermoso, en la edición del año 2012 de la fiesta del verano, “si no se levantan con esto chicos, no se levantan con nada: tienen 15 añitos. Pero ojo, no piensen nada porque van presos” se escuchó decir al animador a los presentes mientras las jóvenes bailaban en el escenario en bikini. No obstante, la elección se sigue realizando.
Otros municipios también terminaron con los concursos de belleza de manera oficial: Río Grande, Saladillo, Villa Gesell, Villa General Belgrano, Villa La Angostura, Junín, Viedma, Resistencia, entre otros.

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *